Nueve del club en Ctos. Galicia “Sub”

Este fin de semana, en Pontevedra y Noia han participado un total de nueve atletas del club en los distintos Campeonatos de Galicia de categorías “Sub” que han sido celebrados, para Sub-20 en la capital provincial y para Sub-12 y Sub-10 en Noia.

Por cierto, la homologación de las pistas tienen una caducidad de un máximo de 10 años, y la de las pistas de Noia (cuyo esta actual es lamentable), ha sido realizada en el año 2005, y si bien en este caso los campeonatos en ellas celebrados han sido de categorías menores, no olvidemos qué, incomprensiblemente dado sus condiciones, ya este mismo año 2021 ya se han celebrado allí el pasado 24 de abril los Ctos. de Galicia Absolutos y Sub-23 de 10.000 m lisos y los Sub-20 y Sub-18 de 5.000 metros lisos, así como competiciones para las categorías desde Sub-18 y mayores los días 02 y 23 de mayo. ¿Dónde está la responsabilidad por parte federativa? ¿Los respectivos Jueces Árbitros han realizado los pertinentes informes al respecto?

¡Grandiosa “Sole”… Penosos Ctos!

Este club no puede estar más orgulloso de nuestra incombustible atleta de Mos, pequeña de tamaño pero inmensa como ser humano y atleta, que a sido campeona gallega a nivel absoluto a… ¡un mes de cumplir los 56 años! Un nuevo hito de nuestra atleta insignia, sin duda un enorme mérito para ella y un baño de realidad que deja en evidencia la penosa situación que atraviesa el atletismo gallego.

María Soledad Castro Soliño el día 21/3/2010

Se celebraron en Noia los Campeonatos Absolutos de Galicia de 10.000 m lisos de ambos sexos, en primer lugar se celebró el masculino que contó con 14 participantes divididos en tres series y que se saldó con una inapelable victoria de Esteban Iglesias Vila, atleta sénior (02/07/1995) del Lucus Caixa Rural Galega, que cruzó la línea de meta en 31´39″55, marca de un valor atlético de 819 puntos por Tabla de Puntuación de la World Athletics.

A las 12:10 horas, con un ligero retraso sobre el horario previsto, se dio la salida al campeonato femenino con tan sólo cuatro participantes (la mas joven a falta de 62 días para cumplir los 42 años), que fueron situadas en línea de salida por el siguiente orden: Julia Vaquero Sousa (18/09/1970 – Atletismo Trega-Tomiño), Elena Ledo López (26/06/1979), Mª Soledad Castro Soliño (25/05/1965 – Comesaña Sporting Club) y Nuria Pastor Amorós (02/05/1966 – Lugo Running Club).

Al darse el pistoletazo de salida se sitúa al frente Julia, seguida por Elena, Nuria y Sole, y antes de los 200 metros de carrera es Elena la que se pone al frente, y poco antes de los 600 m de carrera Julia vuelva a ponerse al delante y es seguida por Sole, que avanzó desde la cuarta a la segunda posición, pasando Nuria a la tercera y así hasta poco antes del primer 1.000 m de carrera, momento en que Sole se sitúa al mando con Julia muy pegada a ella sin ceder, Julia incluso le adelanta al pasar por los 1.200 m llegando cobrarle unos diez metros de ventaja al paso por los 1.800 m de carrera, si bien a partir de ese momento la ventaja de Julia sobre Sole va reduciéndose progresivamente y antes de cumplirse los 2.400 m de carrera es cuándo ya la atleta máxima representante de la familia atlética finlandesa, a un ritmo constante toma ya el mando del campeonato de forma definitiva.

Se bien Julia fue capaz de aguantarle tres vueltas y media más a rueda, a partir de los 3.850 metros de carrera la distancia se fue agrandando de manera progresiva, pues mientras Sole mantenía un ritmo estable el de Julia iba decreciendo, lo que le llevó a ser adelantada primero por Nuria y posteriormente por Elena Ledo (que sería finalmente la que se haría con el subcampeonato), y cuándo Sole afrontaba sus últimos 500 metros del para ganar su octavo Campeonato de Galicia Absoluto de 1.000 m lisos, doblaba a Julia Vaquero para finalizar en un tiempo de 41´39″42 (685 p), muy lejos de los 35´42″3 realizados para el primero de esos 8 logrado en Pontevedra casi treinta años antes, el 06/07/1991, y los otros seis de: 1999 (34´44″70 = 998 p WA), 2001 (35´20″40), 2002 (36´18″7), 2003 (36´10″0), 2012 (37´50″8) y 2013 (38´53″55).

Las clasificaciones de ambos campeonatos han sido las siguientes: Femenino: .- Mª Soledad Castro Soliño = 41´39″42 (685 p) Comesaña Sporting Club. .- Elena López Ledo = 42´45″59 (640 p), A.D.A.S–Proinor. .- Nuria Pastor Amorós = 43´14″90 (621 p) Lugo Running Club. .- Julia Vaquero Sousa = 43´45″27 (601 p) Atletismo Trega-Tomiño.

Masculino: .- Esteban Iglesias Vilar = 31´39″55 (819 p), Lucus Caixa Rural Galega. .- Simón González Río = 32´09″34 (780 p), CCA Ría de Foz. .- Ánxo Castro Varela = 32´42″45 (738 p), A D Cerne. .- Antonio Teijido López = 32´59″49 (717 p), Bathco Running Team. .- José Manuel Corral Justo = 34´02″64 (642 p), Atletismo Arenteiro. .- Álvaro Presedo Fragío = 34´22″43 (619 p), Marineda Atlético. .- Santiago García González = 35´29″15 (546 p), Burgas Ourense Atlet. .- Feliciano García Sanmamed = 35´32″14 (542 p), Burgas Ourense Atlet. .- Francisco Javier Maseda Carballo = 35´42″00 (532 p), Marineda Atlético. 10º y Campeón Sub-23.- Kevin Darriba Corral = 37´27″61 (426 p), Marineda Atlético. 11º.- Juan Sicilia Barci = 37´59″89 (396 p), Independiente. 12º.- Arturo Mata Castro = 38´33″64 (366 p), Club Atletismo Santiago. 13º.- Alejandro Montero López = 40´06″88 (289 p), C. D. La Purísima. 14º y 2º Sub-23.- Juan Manuel Padín Prieto = 49´44″31 (260 P), Agrup. Viguesa de Atletismo.

Entrevista a Estela Estévez

ENTREVISTA REALIZADA POR ALFREDO VARONA A ESTELA ESTÉVEZ PUBLICADO HOY EN https://www.rfea.es/web/noticias/desarrollo.asp?codigo=13149#.YBpnnOhKhPY, texto completo corregido:

“Tiene 55 años y una frase divina de la muerte: “¿Qué más le puedo pedir a la vida?

“Y mira que el virus le da un miedo atroz, “pero si me pongo pesimista ¿qué voy a arreglar? La tristeza me pone nerviosa. Es un sitio al que no quiero ir. A su lado, no se me ha perdido nada”.

Y mira que Estela Estévez (Vigo, 1965) está a punto de irse al paro.

– Como tanta gente -contesta. Y mira que ella ya tiene una edad.

– Pero hay que enfrentarse a las cosas con tranquilidad y buena cara

-replica.Y después explica:

– Soy comercial en una empresa de hostelería. Acudiré a las listas del paro porque voy a dejar de trabajar un tiempo. Entiendo perfectamente que me tenga que ir al paro. Es una empresa familiar. Han intentado crear. Es más, lo han intentado por todos los medios. Pero ya no es posible.

– ¿Y va a buscar trabajo?

– Seguro. Al segundo mes, estaré que me subo por las paredes, porque yo necesito trabajar, porque trabajar dignifica y porque necesito ruido a mi alrededor. Y si no puede ser de comercial y tiene que ser en una empresa de limpieza ya buscaré yo los puntos positivos. Me gusta colaborar con el mundo con mi alegría.

Había quedado con Estela Estévez para hablar de sus recuerdos en el atletismo y, sin embargo, nos asalta la crónica social.

– Ya le he dicho al principio: como tantas en esta vida.

Su suerte es que vive donde quiere en una casita a las afueras de Vigo rodeada de verde y a 7 minutos del mar en coche.

– De cualquier chorrada disfruto y no te digo ya de hacer cosas en familia como cuando viene mi hijo el pequeño, que está estudiando en Madrid. Nos podemos tirar toda la tarde jugando a juegos de mesa.

A su alrededor, Estela Estévez necesita ruido como el que vivió en Barcelona, en los JJOO de Barcelona 92.

– Eso fue impresionante. De hecho, mantengo relación con Amaya Andrés, atleta de 800, y a veces recordamos la grandeza de estar ahí, de ser dos de las actrices de esa feria o de que los recuerdos aún nos pongan los pelos de punta.

– ¿Fue lo mejor de su vida?

-No. Lo mejor fue al principio. Sin duda. Cuando empiezas es cuando realmente te diviertes, cuando estás deseando terminar e irnos en autobús todos juntos. Entonces descubres lo bonito del deporte y el deporte te parece un juego.

– ¿Y después?

– Se convierte en tu profesión. Cada cosa se mide. Pero yo ya me había acostumbrado a disfrutar cada momento. Para mí los valores eran tan importantes como la victoria. Es más, recuerdo un campeonato que gané y le dije a Oliva Román, mi entrenadora, ‘¿no tienes nada que decirme?’ Y me contestó: ‘Yo estoy para decirte cuando las cosas van mal. Hoy, que has ganado, sobra la gente que te lo dirá’.

– Más que las victorias, nos dejan marcados las personas

– Sí. He nacido con facilidad para conectar con la gente. El otro día veía entrenos míos del año 83 u 84 para esos crosses como el de Venta de Baños que me encantaba. Y recuerdo a esos monstruos de mi época como Mercedes Calleja, Asunción Sinobas…. Cada vez que las veías aprendías de lo que las veías, de lo que las escuchabas. Yo estaba deseando acercarme a ellas.

– Hay que vivir los ojos abiertos.

– Y las orejas. Y por eso el deporte me hizo persona. No me anuló. Al contrario. Me construyó. Me ayudó a pensar, a entender que si empiezas una cosa tienes que acabarla.

– ¿Y el día que se acabó todo?

– No me costó. Si decides algo, debes llevarlo a cabo. Creo que mi objetivo ya estaba cumplido. Tenía que dar paso a otro tipo de vida. Fue una decisión egoísta porque mi entrenadora había invertido mucho tiempo en mí y yo le dije: ‘se acabó, hasta aquí hemos llegado’.

Estela lo dejó en 1995. Tenía 30 años.

“Quería volver a ser madre. No había disfrutado de mi hijo, el mayor, quizás porque no tocaba. Pero ahora era diferente”.

– ¿Y ha sido tan bonita la vida de después?

– Yo disfruto de todo. Hasta de levantarme y escuchar a los pajaritos o de ver a la vecina que anda con sus nietos por el campo… , ¿y el atletismo? No tengo que reprocharle nada. Me dio lo que me tenía que dar, que fue mucho y bonito.

– Por eso estamos hoy recordando.

– Correcto

– ¿Y si tuviese que elegir un momento?

– No sería una carrera. Sería cualquier viaje en coche por carretera a un campeonato de España sin parar de hablar. Eso eran lecciones de vida. Era olvidarme, era crecer como lo era empezar a entrenar a las seis de la tarde cada día en el parque de Castrelos. O el lunes después de la competición con mis compañeras cuando comentábamos todo lo que había pasado. Y éramos tan felices….

– Eso era un equipo.

– No, una familia. Éramos una familia de compañeras que nos veíamos dos horas al día y que teníamos dos padres, Oliva y Joaquín, que nos mimaban sin maleducarnos.

Es el legado que hoy calienta la casa de Estela Estévez, una atleta que, sobre todo, se sentía cómoda en el 3.000, y eso que hizo de todo en su vida, desde 200 hasta media maratón. Sin embargo, hoy apenas recuerda marcas.

– Prefiero recordar vida

-justifica.

– El deporte es vida -le digo.

– No le quepa duda: todo lo que se pueda decir es poco.

– ¿En la vida diaria vuelve la atleta que fue usted?

– No, no hace falta. Yo viví el atletismo muy feliz. Pero es que ahora sigo siendo igual o más feliz. Me va bien. No he tenido ninguna desilusión. Quizás ahora lo que espero es ser abuela, que ya va siendo hora.

El mayor ya tiene 34 años y, aparte de trabajar, prepara oposiciones para policía mientras que el pequeño estudia en Madrid donde tenemos familia.”

2021, retorno de Sandra Mosquera

O TURRÓN DO NADAL

…..O 9 de Decembro podería ser data anodina, tamén banal ou incluso intrascendente e pretérita, ao mellor así foi. Mais así no foi para o Comesaña, porque aconteceu: o caso resultou raudo e sen solemnidades, pero magnánimo de significados.
…..Tinta, vontade e ilusión, foron os ingredientes mínimos para sentenciar unha máxima: Sandra fichou. Riscou un garabato e a luz tornouse fonda e intensa. E a data quedou ilustrada certificando, avalando, non unha volta, senón unha gratificante continuación, porque na realidade, no pensamento, Sandra sempre foi nosa.
…..Entón o 9 de decembro, non ha ser santo nin tampouco festivo, será extraordinariamente, semánticamente, o día da volta, sen celebracións ostentosas, só afectivas, só co agradedemento de terse secundado a maxia inherente ao Nadal.
…..No inconsciente, tamén consciente, o caso evoca letra e música desa propaganda imprescindible: Vuelve a casa vuelve, por Navidad. Este ano, as circunstancias traen o silencio visual, sen turrón que cantar…nas circunstancias, Sandra volveu polo Nadal!
…..Coa estima do Comesaña Sporting Club, Benchegada e Benseguida con moitos éxitos e metas por cumprir, duras e blandas, como o turrón!

Audio Sandra vuelve a casa

“El TURRÓN DE NAVIDAD
…..El 9 de Diciembre podría ser una fecha anodina, también banal o incluso intrascendente y pretérita, igual así fue.
…..Más no fue así para el Comesaña, por lo que acaecido: el caso resultó raudo y sin solemnidades, pero magnánimo de significados.
…..Tinta, voluntad e ilusión, fueron los ingredientes mínimos para sentenciar una máxima: Sandra fichó. Trazó un garabato y la luz se tornó honda e intensa. Y la fecha quedó ilustrada certificando, avalando, no una vuelta, sino una gratificante continuación, porque en la realidad, en el pensamiento, Sandra siempre fue nuestra.
…..Entonces el 9 de diciembre, no se estipulará santo ni tampoco festivo, será extraordinariamente, semánticamente, el día de la vuelta, sin celebraciones ostentosas, sólo afectivas, sólo con el agradecimiento de haberse secundado la magia inherente a la Navidad.
…..En el inconsciente, también consciente, el caso evoca letra y música de esa propaganda imprescindible: Vuelve a casa vuelve, por Navidad. Este año, las circunstancias traen el silencio visual, sin turrón que cantar… en las circunstancias, ¡Sandra volvió por Navidad!
…..Con la estima del Comesaña Sporting Club, ¡Bienvenida y Bienseguida con muchos éxitos y metas por cumplir, duras y blandas, como el turrón!”

Agradecemento público de Sole

       Todos é un, e viceversa.   

          Neste tempo de tránsito incerto, as palabras vólvense refuxio de temores e espanto de pensamentos que reviran as horas. Acodo a elas para que sexan transmisoras dunha teima recorrente.

         Acontece dende hai tempo, dende que se oficializa a oportunidade de clikar e intervir en valoracións e críticas, opinións e xulgamentos. Sempre me desconcertou a facilidade, a rapidez, eficaz ou non, de poder establecer unha comunicación virtual ou virtuosa sen interlocutor certo ou destinatario concreto. Non é o caso, por iso escribo, para non seguir silenciando o que divulgado debe quedar, porque así o considero, do contrario deviría en neglixencia.

        É a conversa que ano tras ano se foi establecendo cunha votación popular de méritos atléticos. Sempre tiven reparos en aparecer nela, pero a resposta, os números, a incredulidade e emoción, quizáis vaidade tamén…anímábame a permanecer…sen máis ambición que sentir o efecto da maxia: como as valarocións excedían as miñas perspectivas, ascendidas en calidez e aprezo. Por iso, porque teño o agradecemento atragantado escribo para deixar constancia del e poder sentir dalgún xeito que os feitos non quedan impunes, aquí foi a confianza e a fe o meu castigo…o ánimo de saber que malia non intervir de ningunha maneira, a resposta era unha inmensidade, porque nacía da calma e da quietude, da vontade de querer participar sen máis, sen ruídos nin aspaventos…

        Aí reside o agradecemento, non olvidado, simplemente non transmitido, sentido pero calado. Agora desprendo a ansia de retomar o tempo e reiterar acumulacións de votos. Un a un, deben ser recontados en escrupuloso escrutinio para presentarlles os meus respectos; un a un. Que aquí quede, que así se faga.

       A ampulosidade ou posibles esaxeracións expresadas non son exceso, só necesidade, e aínda máis alá dela, continuará a inquietude de recibir o afecto inesperado. E nestes tempos oscilantes, no tránsito, acarrexo o peso dun péndulo firme que empurra o avance.

       Que a satisfacción do recibir quede manifesta para posible reconforto das vontades, que clikaron, e a suma fose alongando a maxia albergada nos actos desinteresados…

Sen máis…