Imagen

Un anciano de buena salud pero precaria economía

El Comesaña Sporting Club es una entidad diferente por su historia aunque semejante en sus problemas a tantas otras

Esmoquin o chaqué, elijan ustedes, pero pónganse guapos que hoy nos abre las puertas el Comesaña Sporting Club. A la entrada nos recibe con orgullo y elegancia Joaquín Pérez, quien gustosamente empieza relatando la historia de una entidad centenaria cuya génesis data de 1915 en la localidad viguesa de San Andrés de Comesaña. En sus palabras se percibe ese aroma de club de parroquia del que a día de hoy todavía hace gala. Y es que, aunque se trate de la entidad decana del atletismo gallego y la tercera a nivel nacional, los años pasan para mejor en el Comesaña Sporting Club.

“Lo que sucede es que el atletismo tiene una ventaja sobre el resto de deportes y es que es maravilloso. Dicen que es muy sufrido y, sí, hay que esforzarse pero al que siente que está sufriendo siempre le digo que mejor lo deje porque así lo va a terminar haciendo tarde o temprano. El sufrimiento tiene que ser una satisfacción para el atleta y estamos convencidos de que así es porque tanto los chavales que forman parte del club como sus padres están contentos”.

En total son 175 los deportistas que compiten en la actualidad bajo la insignia del club. Atrás quedaron épocas doradas que todavía permanecen en el recuerdo del vocal del Comesaña, aunque el bueno de Joaquín ni siquiera hubiera nacido entonces para contarlas. Nos habla de Guillermo Moreira Araujo, que en 1921 se convirtió en los 400 metros lisos en el primer Campeón de España de la entidad; o de una década marcada por el dominio de sus fondistas, a los que pasaron por ello a denominarles “Los Finlandeses de Comesaña”, apelativo que todavía perdura hoy día.

“Tenemos aún muy buenos atletas. Por marcas la mejor ahora es Carmela Cardama Báez, becada en la actualidad en Estados Unidos por la Florida State University. Sus registros son dignos de entrar en el Campeonato de Europa. También contamos con Eva Cid, Vicente Suárez, Soledad Castro…”.

Nuestro paseo por la entidad discurre placenteramente hasta que un tema agita el rostro de nuestro protagonista: la economía del club. Entonces, ante la precaria situación financiera que atraviesa el Comesaña Sporting Club, Joaquín eleva la bandera de la resignación a la vez que destapa la caja de pandora.

“Hay algún atleta que se ha ido a otro club porque le daban dinero o decían que le iban a dar dinero. A más de uno ni siquiera se lo han dado. Prometen y no cumplen. ¿Y los otros? Pues la verdad que no entiendo cómo pueden pagar. A mí no me salen las cuentas. Desde luego lo que nosotros no queremos es ofrecer y no dar, no queremos engañar a la gente”.

Ahora el club mira de frente a quien parece ser su mejor aliado. “A ver si +qPlus consigue el dinero que nosotros no somos capaces de lograr. Nosotros como directivos estamos fallando porque no estamos consiguiendo patrocinadores que nos ofrezcan un dinero para poder competir con otros clubes, que se llevan a nuestros atletas por cantidades que ni siquiera son grandes”.

Y así, con el compromiso del trabajo en equipo, nos despedimos por ahora del Comesaña Sporting Club, un anciano de buena salud pero precaria economía.

Fuente de la Noticia:

http://www.masqueplus.com/Un-anciano-de-buena-salud-pero-precaria-economia_es_1_687.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.